Los pimientos son uno de los cultivos más comunes y habituales de cualquier huerto, pudiendo optar por sembrar una gran diversidad de pimientos para todos los gustos. Gracias a las muchas posibilidades culinarias que son capaces de ofrecer, no cabe duda alguna que los pimientos son uno de los cultivos más recomendables a realizar en cualquier huerto, pero ¿cómo plantar pimientos en nuestro huerto urbano? ¡Veámoslo!

Cómo plantar pimientos en nuestro huerto urbano

Es evidente que a la hora de plantar pimientos en nuestro huerto urbano nos puedan surgir muchas dudas si nunca antes lo hemos hecho, es precisamente por este motivo que resulta necesario conocer los aspectos esenciales para conseguir que nos resultados finales no te decepcionen.

Clima

A la hora de plantar pimientos en nuestro huerto urbano es interesante tener en cuenta que se trata de una planta que no soporta bien el frío, necesitando temperaturas que sean superiores a los 10-15ºC. La temperatura ideal para que se desarrollen son los 20-25ºC. También debe destacarse que no soportan bien los cambios de temperatura bruscos, como los que se producen entre el día y la noche.

Siembra

Por norma general, los pimientos se suelen sembrar entre los meses de enero y marzo. Lo más aconsejable es que la siembra se realice en semilleros que estén protegidos. Suelen crecer muy lentamente, por lo que es recomendable no esperar al último momento para realizar su siembra.

Trasplante

El trasplante de los pimientos a una maceta definitiva o bien al suelo/terreno a cultivar suele llevarse a cabo entre los meses de abril y mayo, siempre y cuando las temperaturas superen los 15ºC. Normalmente, el trasplante suele realizarse unos 2 meses después de su siembra y lo conveniente es que las plantas cuenten con 6-8 hojas. Es importante que entre planta y planta exista un espacio de 40-50 cm. para que la planta crezca sin problemas.

Riego

Si bien es cierto que es una planta que necesita agua, hay que controlar el volumen de agua que se le añade, ya que no debe ser excesiva ni tampoco demasiado escasa. Necesitan riegos frecuentes, pero a su vez que estén espaciados en el tiempo. Es más, incluso hay expertos que señalan que siempre es mejor que el pimiento pase sed, ya que no soportan el exceso de humedad. El suelo o tierra encharcada puede pudrir sus raíces.  

Suelo/abono

Los pimientos suelen preferir aquellos suelos ricos en humus y ligeros. Si el cultivo se va a realizar en macetas, lo más aconsejable será que las mismas cuenten con un sustrato a base de humus de lombriz y fibra de coco. A partir de la floración y aproximadamente cada 15 días se recomienda realizar un aporte extra de guano o fuente orgánica de potasio, de este modo los resultados serán realmente gratificantes.

Plagas y enfermedades

Las plagas que más frecuentemente suelen afectar a los pimientos son los pulgones, la araña roja y los gusanos. En cuanto a enfermedades se refiere, suelen verse afectadas por hongos, los cuales suelen surgir cuando el riego no se controla correctamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *