Con la llegada del buen tiempo, los insectos que afectan a las plantas cuentan con el medio idóneo para vivir y reproducirse. Ello hace que sean muchas las personas que se pregunten cómo combatir las principales plagas de un huerto urbano, cómo erradicar y frenar las plagas que afectan negativamente a los cultivos que se tienen en casa.

Existen infinidad de insectos y plagas que pueden afectar a los cultivos como el pulgón, la araña roja, los caracoles, los nemátodos, la mosca blanca, las cochinillas, las orugas o los trips, plagas que pueden echar a perder todo aquello que has cultivado y cuidado con tanto esmero y dedicación. Es por ello por lo que no sólo es imprescindible controlar regularmente tus plantas, sino que es imprescindible saber combatir las principales plagas de un huerto urbano.

Consejos para combatir las principales plagas de un huerto urbano

El uso de productos químicos no es demasiado aconsejable para tratar los cultivos, y se ha de recurrir a este tipo de métodos en última instancia, es decir, cuando el problema sea grave y ninguno de los siguientes consejos funcionen para terminar con la plaga. Toma nota de estos consejos naturales y ecológicos para tratar tus plantas ante cualquier plaga:

  • Aislar las plantas afectadas:

Si existen plantas sanas y plantas afectadas, no esperes a aislar las unas de las otras para evitar que el problema termine afectando a todo el cultivo. Debes darte prisa en separar plantas sanas de plantas enfermas. Recuerda podar todas las plantas, incluso las sanas, eliminando zonas em mal estado.

  • Eliminar hojas y cultivos en mal estado:

Otro de los aspectos esenciales es eliminar todas aquellas hojas, flores, cultivos, frutos o similares que estén en mal estado, ya que estos solamente puede atraer a las plagas. Se trata de una labor esencial para mantener tus plantas sanas.

  • Plantas protectoras y repelentes:

Apuesta por cultivar plantas que repelan o protejan tu cultivo de las plagas. Este tipo de plantas pueden ser gran ayuda. Algunas de las mejores opciones son la ortiga, la albahaca, la capuchina, la bardana, la consuelda, el romero o la borraja.

  • Correcta cantidad de materia orgánica:

Realiza un aporte correcto y adecuado de materia orgánica. El exceso de nutrientes favorece la proliferación de plagas, sobre todo del pulgón. Conoce las necesidades de tus plantas y no te excedas en añadir más nutrientes de los que necesita.

  • Regular el riego de tus cultivos:

Regula correctamente el riego de tus cultivos para evitar la aparición de plagas. Tanto el exceso como el defecto son perjudiciales para las plantas, ya que ello podría debilitarlas y hacerlas mucho más vulnerables a las plagas.

  • Evitar el laboreo profundo:

Evita que el laboreo sea demasiado profundo (nunca más de 50 cm de profundidad). Recuerda que un suelo adecuado y en buen estado puede convertirse en un gran aliado frente a las plagas, ya que permitirá la correcta circulación del aire y del agua.

  • Herramientas en buen estado:

Asegúrate de mantener en buen estado las herramientas y utensilios que utilices (guantes, tijeras de poda, azada). Se trata de una de las maneras más sencillos de propagar plagas y enfermedades, por lo que has de desinfectar todos los instrumentos que utilices tras cada uso.

  • Productos naturales recomendados:

Para pulgones, mosca blanca, trips, araña roja, etc. lo mejor será apostar por el uso de jabón potásico, trampas adhesivas cromáticas o aceite de neem. Para caracoles y babosas lo más indicado será emplear tierra de diatomeas. También se puede mezclar agua tibia con jabón de lejía pulverizado y aplicar en todas las plantas afectadas por la plaga. 

Ahora que ya sabes cómo combatir las principales plagas de un huerto urbano, no esperes a ponerte manos a la obra cuanto antes para proteger tus plantas y evitar que las mismas tengan un mal final.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *